top of page

¿Tienes cólicos después de la comida? Quizás sufres de la vesícula biliar


La vesícula biliar es un órgano de dimensiones pequeñas que se ubica debajo del hígado y su función es liberar la bilis, la cual, es una sustancia que se encarga de descomponer las grasas durante el proceso digestivo.

En una persona sana que digiere sus alimentos, la bilis se libera a través del conducto biliar, cumpliendo así, su función en el intestino delgado, en cambio, cuando se presentan problemas biliares, el paso de la bilis queda obstruido.

Principales síntomas de la vesícula biliar

Es importante saber cuáles son los síntomas de este padecimiento, pues como ya hemos mencionado minimiza la calidad de vida:

1. Dolor abdominal

Este es uno de síntomas más comunes e incluso puede confundirse con otras enfermedades, pero específicamente en el caso de la vesícula biliar es un dolor que primero se ubica en la parte superior derecha del estómago, luego pasa al vientre e incluso puede terminar en la espalda.

La intensidad del dolor puede aumentar desde 15 minutos a horas.

2. Indigestión

La vesícula tiene un papel importante en el proceso digestivo, y cuando existen problemas asociados, inmediatamente surgen alteraciones, tales como indigestión, hinchazón de abdomen y gases. Después de las comidas, algunas personas presentan eructos, lo cual indica una digestión lenta.

3. Ictericia

Así como hay señales dentro del organismo, también físicamente se pueden presentar algunas tales como la ictericia, la cual, afecta la tonalidad de la piel y la parte esclerótica de los ojos, mostrándola amarillenta.

4. Náuseas y vómitos

Esta es otra señal fundamental para alertarnos sobre un problema en la vesícula biliar, ya que surge una dificultad al procesar la digestión de las grasas, provocando con ello, una acumulación de desechos que al paso de las horas, crea una presión en el estómago, produciendo así mareos, vómito e incluso fiebre.

5. Cambios en las heces y la orina

Los cálculos biliares pueden hacer que las heces adquieran un color arcilla o pálido; en cuanto a la orina, aunque pueda tomarse primeramente como un problema de cálculos renales, no se puede descartar la idea de un problema de la vesícula cuando la orina adquiere un color marrón o amarillento.

Ahora que ya sabes los principales síntomas de esta afección. ¡Tómalo en cuenta y consulta a tu médico!

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page